Literatura

Efímero

Tiempo estimado de lectura: 1 min
2022-01-14 por Tatiana Acevedo

Agotas mi mente, pero nunca mis ganas de tenerte
Te dedico ocho horas al día, te pienso otras ocho y te sueño las demás
Así siempre tendré un lugar especial para guardarte
Eres un deseo insaciable, que me cuesta sudor
Un mal necesario para subsistir
Me corrompes la mente y entorpeces mi actuar
Haces borrosos los límites
Siempre quiero más de ti, nunca será suficiente
En mi billetera nunca faltará un espacio para ti.

Llena de placer te despido, con una sonrisa y una copa de champagne
Pero, en segundos y con un poco de zozobra, deseo volver a verte en mi cartera
Ya no sé qué disfruto más, si conseguirte o acumularte
A veces llegas solo con pensarte, otras veces me llenas de trabajo
No es sencillo describirte, solo sé que eres felicidad efímera
Felicidad acompañada de un olor indescriptible
Quizá hueles a suciedad, papel, plástico, metal o simplemente a satisfacción
No puedo definir tu olor, pero quiero percibirlo siempre en mi ser
Me produce tranquilidad tenerte cerca
Me genera diversión gastarte
Me lleno de placer al saber que eres mío
Me haces sentir viva, la adrenalina que corre por mí, cada vez que voy por ti
De pequeña no pensé que me fueras a importar
Ahora, éxtasis me das, no quiero pensar en más, solo tenerte junto a mí.



Sobre la autora

Tatiana Acevedo

Escritora

Antropóloga. Amiga del vino y la comida. Amante de la escritura y la poesía. Inspirada en la luna y la vida. Segura que las letras pueden cautivar a alguien sin rumbo. Me gusta escribir sobre lo que me hace vibrar y escapar un poco de lo académico.



El contenido de este artículo es propiedad de la Revista Cara & Sello



Cargando comentarios...
Scroll to Top