Literatura

El espejo

Tiempo estimado de lectura: 1 min

Cierro los ojos y te veo en ese día
Una mañana de septiembre cuando desperté a tu lado
Eras un majestuoso reflejo ante el espejo
Pero tú solo te peinabas sin darte cuenta que te observaba
Estabas de pie, con tu pecho desnudo y tu cabello negro suelto
Afrodita había bajado del Olimpo y dejó tu rostro esculpido
Dejó en él su mirada y puso una delicada sonrisa
Hizo de ti su obra maestra
Vistió de una piel morena tu existencia con tal finura que los mismos dioses sintieron envidia
Pensé entonces
¿Qué se sentirá poseer tanta belleza?
Y en ese momento fui un hombre afortunado
Y aunque el tiempo apremiaba y debíamos salir
Yo no quería, no quería irme
Deseaba parar el tiempo
Hacer eterno aquel recuerdo frente al espejo
Y lo hice
Inmortalizando tu reflejo en mi memoria
Guardando tu existencia en el baúl de mis recuerdos
Guardé tu tacto en la piel que me viste
Mi corazón se ha vuelto un relicario con tu imagen
Y volví a tu mirada en los sueños que me embriagan por la noche
Ahora estás grabada en mi propia historia
Vivirás en mí mientras aún respire
Hasta que la luz que me hace mortal se apague



Sobre el autor

Alejandro Sánchez

Podcast, Editor, Escritor

Alejo, o Flaco, para los amigos. Ingeniero civil, miembro de la Sociedad Colombiana de Ingenieros y voluntario 4 años en AIESEC. Cuento con cursos en historia, ciencia, filosofía y religión. Amante de la vida, escritor apasionado. “Todo hombre es bueno a los ojos del Gran Espíritu” –Toro Sentado.


El contenido de este artículo es propiedad de la Revista Cara & Sello

Scroll to Top