Literatura

Lento suplicio

Maldita muerte, que te llevas al justo y perdonas al más cobarde
Estás en esta habitación, aunque sé muy bien que no puedo verte
Te vas robando sus sueños, matando toda ilusión
¿Qué quieres entonces de mí?
Esta mañana reía, ahora haces que el dolor la atormente
¿Te divierte verla sufrir ante mis ojos?
Mientras se retuerce sé que te ríes
Estás a su lado y disfrutas el espectáculo
La envuelves poco a poco entre abrazos
Y aunque no la sueltas, yo sí siento cómo se me va
Sus luces se apagan y el bombillo sigue igual
Eres tú la que oscurece su mirada
Mientras ves llorar a un hijo
Que a su madre ve partir



Sobre el autor

Alejandro Sánchez

Podcast, Editor, Escritor

Alejo, o Flaco, para los amigos. Ingeniero civil, miembro de la Sociedad Colombiana de Ingenieros y voluntario 4 años en AIESEC. Cuento con cursos en historia, ciencia, filosofía y religión. Amante de la vida, escritor apasionado. “Todo hombre es bueno a los ojos del Gran Espíritu” –Toro Sentado.


El contenido de este artículo es propiedad de la Revista Cara & Sello

Scroll to Top