Sociedad

Terraplanistas: conspiración disfrazada de ciencia

Tiempo estimado de lectura: 2 min
2020-12-03 por Andrés Camacho

La primera vez que escuché acerca de las teorías que entendían a la tierra como un cuerpo celeste plano fue por un compañero de trabajo. Me comentó que encontró varios videos donde, con pruebas muy lógicas, afirman que la tierra es plana. Evidentemente los videos demuestran con evidencia empírica que la tierra no es redonda a través del seguimiento de vuelos internacionales, imágenes que exponen teorías conspirativas sobre el hombre en la luna, fotos donde se permiten ver montañas a cientos de kilómetros de distancia, entre otros.

Incluso, en Estados Unidos, un grupo de ingenieros realizan experimentos semanales para demostrar que la tierra es un domo. Estas personas parecen ser científicos en potencia, sin embargo, adecuan sus experimentos para concluir los hechos que ellos consideran pertinentes. No obstante, la ciencia es un proceso para encontrar la verdad, es decir, para hacer visibles los nuevos descubrimientos así no estén en consonancia con nuestras creencias.

Estas personas parecen ser científicos en potencia, sin embargo, adecuan sus experimentos para concluir los hechos que ellos consideran pertinentes.

La teoría terraplanista, en la mayoría de los casos, está acompañada de creencias como la inexistencia de la gravedad, los dinosaurios y el hecho de que la teoría evolutiva está equivocada. Así mismo, para ellos es irrisorio pensar que la tierra gire alrededor del sol y que el sistema solar viaje a través de la galaxia debido a que ellos no sienten movimiento alguno.

No es sencillo tener en cuenta estos argumentos, cuando algunas personas consideran la teoría como un hecho científico, pero lo interesante es entender, a pesar de las pruebas irrefutables, por qué este grupo de personas existe y sigue creciendo. Algunos psiquiatras aseguran que un individuo, al no sentirse conforme con una respuesta que los convenza, buscará un dictamen por sus propios medios. Por ejemplo, los terraplanistas afirman que las fórmulas matemáticas no explican un fenómeno que es verificable empíricamente entonces, ellos se dedican a observar el fenómeno hasta encontrarle una explicación lógica.

No significa que no puedan acceder a explicaciones científicas debido a que ellos divulgan sus descubrimientos a través de internet, al igual que la ciencia; más bien se refiere a que las fuentes de las cuales confían son muy pocas. En entrevistas hechas a terraplanistas, ellos aseguran que la única fuente en que confían son ellos mismos, tanto así que no creen en noticias como ataques terroristas si ellos no resultan heridos por estos. Así mismo, suponen que muchas teorías conspirativas son verdaderas, por ejemplo, creen que el alunizaje fue un montaje de Hollywood.

En entrevistas hechas a terraplanistas, ellos aseguran que la única fuente en que confían son ellos mismos...

En Estados Unidos, el grupo de terraplanistas ha crecido de tal forma que hasta han creado páginas para encontrar pareja. Psiquiatras han comprendido este fenómeno como una posibilidad para que algunos individuos encuentren un sitio donde sean aceptados, al tiempo que los convierte en personas especiales e irrepetibles: son parte del único grupo que conoce la verdad. Este tipo de características permite que el grupo crezca debido a lo atractivo que resulta.

Por consiguiente, no debemos juzgarlos como individuos que perdieron el rumbo de su educación, parece más bien un fenómeno que está creciendo por razones sociales que va más allá de la ausencia de acceso a la educación. La teoría brinda la oportunidad a muchas personas para encontrar a otros que piensan igual, y se muestran tal como son, sin ser juzgados por sus contrapartes.



Sobre el autor

Andrés Camacho

Director General

Politólogo, cofundador de la Revista Cara & Sello, amigo de la música y la literatura. Columnista semanal, escritor por conveniencia.


El contenido de este artículo es propiedad de la Revista Cara & Sello

Scroll to Top