Sociedad

Ignorados por los Grammy

Tiempo estimado de lectura: 2 min

“Los Grammy siguen siendo corruptos”, fue lo que dijo The Weeknd, artista canadiense conocido por éxitos como “Blinding Lights”, “Starboy” y “I Feel It Coming” luego de pasar desapercibido en las nominaciones de la 63.ª edición de los premios. La polémica fue amplia e hizo que artistas como Drake, Justin Bieber, Nicki Minaj y Halsey se pronunciaran para decir que existe una amplia posibilidad de que la academia haya recibido sobornos y sea racista.

La ausencia de The Weeknd en las nominaciones causó indignación en el mundo de la música, pero hay que recordar que él no ha sido el único ignorado por la academia a lo largo de la historia: Madonna llamó la atención de los Grammy solo hasta 1999, mientras que Janis Joplin, Bob Marley, The Who, Led Zeppelin, Depeche Mode, Bjork, Guns N Roses, Iggy Pop, KISS, Morissey, Jimi Hendrix, Oasis, Rush, The Kinks, Patti Smith, The Strokes y Queen of the Stone Age nunca han recibido un gramófono.

La lista de ignorados por la Academia Nacional de Artes y Ciencias de la Grabación conduce a hacer una pregunta: ¿realmente es tan importante ganar un Grammy? Pues bien, hay quienes aseguran que los premios son solo una máquina gigantesca de promoción para la industria de la música y que únicamente se dedican a alimentar los gustos de las masas. Otros dicen que la academia realmente no honra las artes y que deja de lado las innovaciones y las fusiones de géneros musicales. De hecho, el cantante Drake afirmó recientemente que “deberíamos dejarnos de impresionar cada año por la desconexión entre la música impactante y estos premios y simplemente aceptar que lo que alguna vez fue la forma más alta de reconocimiento puede que ya no les importe a los artistas que existen ahora y a los que vienen después”.

Dejando de lado la pregunta acerca de la importancia de estos premios, también hay que decir que un Grammy no es indispensable para que los artistas sean más grandes. Queen, por ejemplo, estuvo nominado en cuatro oportunidades, nunca recibió este premio y aun así vendió 300 millones de discos en toda su carrera.

En cuanto a The Weeknd, por supuesto que merece más, sobre todo teniendo en cuenta que el álbum “After Hours” tal vez sea el más consistente de su carrera hasta ahora. Este álbum, además, cuenta con un requisito indispensable para obtener la nominación al Grammy: la popularidad y el reconocimiento suficiente en el mundo de la música. Entonces, ¿qué pasó esta vez con la nominación de The Weeknd? Algunos dicen que al canadiense le faltó hacer ‘campaña política’, pero hay que decir que, aunque esto es casi indispensable para obtener la nominación, la verdad es que él no la necesita.

Ser ignorado por los Grammy no debería preocupar si se tiene en cuenta que hacer música para ganar un premio es como hacer la tarea para obtener una buena nota: el sistema funciona así, pero uno debería salirse de esa caja y ser consciente de que lo verdaderamente valioso es disfrutar el proceso, saber que se está haciendo lo correcto y que se está en el lugar indicado. Se trata de entender que, más allá del reconocimiento público, como artista se está haciendo algo que aporta al mundo y que de alguna manera es innovador.

Un Grammy, como la nota de la tarea, no necesariamente evalúa la calidad de lo que se presenta. The Weeknd no necesita la validación de estos premios para que el mundo conozca su talento y seguramente en un año o dos veremos cómo le conceden el gramófono que quedó pendiente.



Sobre la autora

Leidy Pimienta Gómez

Escritora

Antropóloga y periodista. Amante de la música y apasionada de los sonidos. Siempre en espera de un buen concierto.


El contenido de este artículo es propiedad de la Revista Cara & Sello

Scroll to Top